Bienvenidos

Kaivalya es una escuela de Yoga dirigida por Isabel Cervantes, con más de 24 años dedicada a la transmisión y enseñanza del yoga, formada en Hatha Yoga, Kundalini Yoga, Canto Védico, Meditación Transpersonal y Mindfulness, así como en otras disciplinas relacionadas con el yoga y el crecimiento personal.

Contacto

Teléfono: 629 98 11 15
Dirección: C/JONCAR 19, 08005 Barcelona, España

Donde Estamos

Bored Girl Reading In House Garden

Pasos para ayudar a los niños a manejar la frustración

Los niños no siempre obtienen lo que quieren y eso les genera frustración. Aunque como adultos sabemos que así es la vida y debemos lidiar con estos asuntos de forma inteligente, ellos aún no están al tanto de ello y como consecuencia reaccionan de una manera inesperada. Incluso a todos nos ha pasado en más de una ocasión: en algún momento hemos tenido dificultades para manejar nuestras emociones.

Esta última afirmación se multiplica cuando se trata de un niño. Es en esos momentos difíciles cuando sienten una lucha interna que rema en sentido contrario a sus emociones y terminan estrellándose con la realidad, obteniendo consecuencias negativas que pueden ser perjudiciales para su presente y futuro.

Sin embargo, la solución está a nuestro alcance, todo depende de la manera en la que reaccionamos ante las dificultades. Mientras muchos pueden canalizar la frustración y utilizarla como punto de partida motivacional para esforzarse más en sus actividades, buscar soluciones alternativas y “ocuparse” en lugar de “preocuparse”; otros se aferran a sus emociones negativas, generando resentimiento que al final afecta su personalidad y sus relaciones con otras personas.

Ser parte de la solución

En el caso de los niños, es un hecho que no tenemos la potestad de controlar sus emociones y sentimientos, pero sí podemos ser parte de la solución incentivándolos a cambiar su forma de ver las cosas, pues la frustración no se trata irremediablemente de una emoción negativa si sabemos cómo trabajarla.

Para lograrlo, es importante primero reconocer la situación desde la realidad. Ayudarlos a entender que existen limitaciones que deben saber asumir y enfrentar para salir adelante.

Desarrollando la motivación y el carácter

Mediante la frustración, se pueden desarrollar dos cualidades muy importantes para el desarrollo de los pequeños: la motivación y el carácter. En el caso de la motivación, a partir de esa sensación de impotencia ante una circunstancia es que la mente puede viajar más allá del problema para encontrar un nuevo comienzo, en el que se evitará tropezar con la misma piedra –aprender de los errores- y hacerlo todo mucho mejor que la primera vez.

Esto a su vez gesta en los niños el carácter, la actitud ante las adversidades desde su etapa inicial. Forjar un buen carácter es lo que los conducirá a alcanzar sus metas y objetivos durante su adolescencia y adultez

La etapa de aceptación

Al hablar de frustración hacemos referencia a una reacción completamente natural del Ser humano. Es por eso que la mejor manera de superarla es aceptándola, abrazándola con mentalidad positiva y dejándola ir. Aplicar este método desde la niñez, dotará a los pequeños de las herramientas necesarias para buscar soluciones a los problemas y aprovecharlo al máximo en el futuro.

Sin importar la edad del niño, el primer paso hacia la aceptación es la comunicación efectiva, sin prejuicios. Para poner el verbo en acción, hay un paso a paso que puedes aplicar para enseñar a tus hijos a sobrellevar la frustración.

Pasos para sobrellevar la frustración

1. Practicar Yoga y Mindfulness

Las clases de yoga para niños, yoga para adolescentes y yoga en familia contribuyen positivamente a que los pequeños desarrollen su sensibilidad, sus potenciales creativos y hagan un viaje hacia su interior.

Mediante las posturas de yoga para niños, disfrutan y aprenden de su propio cuerpo, elementos que los ayudará en gran medida a lidiar con la frustración y encontrar salidas alternativas que los motiven a seguir adelante con la mejor disposición. Así mismo, el mindfulness los hará cada vez más conscientes de su mente y de sus pensamientos.

2. Identificar la raíz del problema

La comunicación en familia es muy importante para identificar la raíz de las frustraciones. Al escucharse, hacer todas las preguntas que les generen incomodidad y abrirse a expresar sus emociones en un ambiente de confianza, se estará encaminando todo hacia la solución del problema.

Libérate de prejuicios, escucha atentamente y acepta las emociones del niño. Tu rol pasa por ser una guía, un apoyo que los conduzca a encontrar alternativas para resolver sus inquietudes y aceptarse tal y como son.

3. Comprender sus responsabilidades

Fomentar actividades que generen compromiso y responsabilidad en niños de cualquier edad, los hará sentir que forman parte de todo y que son importantes. Se sentirán productivos y al culminar una tarea con éxito, orgullosos.

Exprésales siempre tu gratitud y trabaja en conjunto con ellos, para que entiendan y sepan que no están solos en el camino. Además, estarás gestando valores como la responsabilidad y la independencia, que con el pasar de los años se presentará cada vez más inminente para ellos.

4. Integrarlos a actividades en conjunto

“Integrarlos” significa demostrarles que son importantes y que pese a la edad, poseen habilidades que pueden contribuir a la felicidad propia y de sus semejantes. En este paso es indispensable saber escucharlos, preguntarles su opinión sobre un tema y pedirles su ayuda al realizar una actividad.

De esta manera, el niño podrá experimentar y verificar en el presente que es tomado en cuenta por quienes lo rodean. Estarás sembrando en ellos empatía y comprensión desde el ejemplo.

5. Fomentar la conexión entre el cuerpo y las emociones

Para manejar la frustración, es ideal que los niños aprendan a conectar su cuerpo con sus emociones. Para ello, puedes dibujar en un papel la silueta de un cuerpo. Pídele al niño que piense en un momento en el que se haya sentido frustrado e identifique cómo ha reaccionado su cuerpo ante tal situación.

Por ejemplo, podrían sentir un mareo, que su temperatura ha subido, o que sus músculos se han tensado. Al explicarles el porqué de estas reacciones, comenzarán a comprender su cuerpo, conocerse a sí mismos y apreciar que toda reacción a la frustración es completamente natural y que no deben sentirse perdidos o confundidos cuando les suceda.

¿Preparado para manejar la frustración? Para obtener nuestra asesoría profesional, en Kaivalya Escuela de Yoga Barcelona te invitamos a practicar yoga para niños y adolescentes con el Método Suryakiranam.

“Crea objetivos que te ayuden a conocerte mejor y a resolver conflictos”.

Isabel Cervantes
Creadora del Método Suryakiranam
Yoga para Niños y Adolescentes

Search