Bienvenidos

Kaivalya es una escuela de Yoga dirigida por Isabel Cervantes, con más de 24 años dedicada a la transmisión y enseñanza del yoga, formada en Hatha Yoga, Kundalini Yoga, Canto Védico, Meditación Transpersonal y Mindfulness, así como en otras disciplinas relacionadas con el yoga y el crecimiento personal.

Contacto

Teléfono: 629 98 11 15
Dirección: C/JONCAR 19, 08005 Barcelona, España

Donde Estamos

Adol Yog1

Conectando con los adolescentes a través del Yoga

La adolescencia es una etapa en la que nuestro cuerpo y nuestra mente “adolecen”, como la raíz de la misma palabra lo indica. Entre los 13 (a veces antes) y los 17 años vislumbramos al mundo de una manera intensa, se presentan problemas como inseguridades sobre el cambio de nuestros cuerpos, lidiar con la presión de encajar en un grupo social o la gran incertidumbre con respecto a nuestras creencias y sensaciones sobre qué seremos o en qué nos convertiremos en el futuro.

Y es que muchas veces, los jóvenes sienten que ni a sus padres pueden contarles qué pasa por sus pensamientos, pues suelen sentirse juzgados, señalados o presionados para ser algo que no los representa.

Practicar yoga ayuda a los adolescentes a hacer frente a todos estos problemas desde el interior, hilvanando una conexión entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Como adultos, es nuestro deber guiarlos en el camino hacia un viaje de autodescubrimiento, en el que se sientan libres y confiados para explorar su propia naturaleza.

A través de las clases de yoga con el Método Suryakiranam Yoga para Niños y Adolescentes, pueden emprender ese viaje y comenzar a pensar por sí mismos, a descubrir su propio criterio sobre la vida.

Estas frases y pensamientos representan algunas de las bases del Método Suryakiranam para establecer la conexión de los adolescentes con el yoga:

1. Me acepto como soy
El proceso de aceptación es el primer paso para descubrirse a sí mismo en la etapa de la adolescencia. Ir más allá de los patrones de belleza, conducta y religión establecidos en la sociedad y permitirnos mirar sobre todo hacia nuestro Ser interior, es una gran forma de aceptarnos tal y como somos.

El yoga otorga las herramientas para lograr este objetivo porque es una práctica milenaria en la que sus practicantes se comunican libremente, sin prejuicios, escuchando y aplicando la empatía desde la sinceridad y el Amor.

2. Sólo desde el Amor puedo evolucionar
Cuando recibimos con gratitud al Amor, nos abrimos a un mundo de infinitas posibilidades en el que el bienestar, la paz y la felicidad son las sensaciones que nos mueven. A través del respeto mutuo, todos como iguales, sin importar la edad del adolescente o de su forma de percibir la vida, es que podremos establecer un puente.

Este puente de Amor y respeto es el que permite que los alumnos de nuestras clases de yoga en Barcelona evolucionen desde adentro y se conviertan en Seres que como el Sol, brillen con luz propia.

3. En la respiración profunda me conecto con la serenidad
Mediante el Mindfulness y los ejercicios de respiración o Pranayama, los adolescentes que practican el Método Suryakiranam pueden conectarse con la serenidad, el valor que los ayuda a sentirse aliviados, superar los problemas con una actitud positiva y tener las herramientas de autocontrol necesarias para ser feliz.

La respiración consciente tiene un efecto muy poderoso, nos trae al aquí y al ahora, nos hace vivir el presente mientras nos conecta con el cuerpo. A ello se le suma la serenidad, el antídoto perfecto contra la ansiedad, el miedo, la angustia y la frustración. Es una de las bases del Yoga y Mindfulness, y de ahí parte su importancia.

4. La meditación transforma mi vida
A través de la meditación, los adolescentes comienzan a adoptar en sus vidas valores como la empatía, empiezan a ser más tolerantes, descubren cómo superar sus propios retos, abrazan la honestidad y la confianza, fortalecen su paciencia y se vuelven personas mucho más relajadas y seguras al momento de enfrentar cualquier adversidad.

La meditación regula el latido del corazón, conectando el Ser desde el interior al ubicarlo en un estado de paz que les da a los adolescentes la posibilidad de tomar todo con calma, vislumbrando alternativas y soluciones factibles, a las que serán capaces de llegar mediante el yoga pese a su inexperiencia y corta edad.

5. Cuando me escucho, me abro a un espacio de compresión sanadora
Muchos de los adultos que presentan problemas de estrés, ansiedad o frustración, los sufren debido a que en su etapa de asolescencia, nunca escucharon su interior. Al escucharnos a nosotros mismos, se abre un espacio de comprensión que nos conduce directamente hacia la sanación interna de las heridas del pasado y del presente.

Mediante este espacio de comprensión sanadora es que podremos cerrar las heridas, aprender a vivir con nuestros defectos y encontrar la felicidad. Con la práctica del Método Suryakiranam Yoga para Niños y adolescentes, los jóvenes entienden que nadie espera de ellos nada de lo que no sean capaces de hacer desde el respeto y la autoestima.

6. Vivir desde el corazón me permite descubrir mis potenciales
Nuestras clases de yoga para adolescentes en Barcelona ayudan a los jóvenes a vivir desde el corazón, para que puedan desarrollar la capacidad de buscar en su interior todo el potencial que poseen y a la vez puedan manifestarlo en su entorno.

El Método Suryakiranam contribuye a que abran sus espacios de regeneración, desbloqueen sus emociones, enfrenten sus miedos, los superen y comiencen a conectarse con la calma, soltando todas sus preocupaciones.

Las posturas de yoga para adolescentes representan un reto que puede despertar un alto nivel de inspiración y motivación, algo completamente nuevo para ellos que descubrirán en un ambiente en el que no existe la competitividad, sino un camino hacia la reconexión interior.

“Eres Amor, permite que su Luz te abrace”.

Isabel Cervantes
Creadora del Método Suryakiranam
Yoga para Niños y Adolescentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search